Reservas:
918 972 449

Castillo de Magalia

castillomagalia

Castillo de Magalia

Lo mandó construir, hacia 1.540, Don Pedro Dávila y Zúñiga, al convertirse en el primer Marqués de Las Navas.Los sucesores habitaron el Castillo hasta que, a partir de 1.764, ante la unión del linaje con la Casa Ducal de Medinaceli, quedó como sede administrativa de sus propiedades. Sufrió, durante largos años, abandono interior y ruina, hasta que en 1.906 pasó a pertenecer a la Unión Resinera quien, en 1.946, lo donó como institución educativa y cultural a la Sección Femenina de Falange Española, de la Secretaria General del Movimiento.Durante la Segunda República, el Ministerio de Instrucción Pública lo había declarado monumento histórico artístico el año 1.931. Reconstruido en 1.950, fue Escuela del Magisterio y Albergue de Juventudes durante los veranos. En 1.976 fue transferido al Ministerio de Cultura.De estilo renacimiento, la fachada muestra balcones voladizos, ventanas enrejadas y puertas de medio punto, frontón triangular con el escudo de los Dávila y friso en caracteres latinos.

En el cubo del noroeste, se abre una galería gótico-mudéjar con balcón de doble arco conopial y amplia ventana de reja plateresca coronada por el escudo del linaje. El del suroeste conserva en su interior dos bóvedas planas.

El castillo ostenta un torreón con muros de gran espesor, cornisa de bolas y troneras. El zaguán es espacioso, con techo artesonado y escalinata de piedra.

El patio de honor cuenta con galería de columnas jónicas y fuste liso que, unidas por arcos con escudos en las enjutas, sostienen otra superior con columnas dóricas y arquitrabes tallados.

Distribuidos por los muros del castillo figuran varios escudos, cuyas orlas y cuarteles resumen la heráldica del Marquesado.

DATOS DE INTERÉS:

Este majestuoso castillo ha tenido diversas funciones a lo largo de la historia. Fue sede de la Sección Femenina, y hoy es Parador, donde previa reserva y siempre que se trate de un grupo grande de comensales, se puede disfrutar de un estupendo fin de semana. También se reserva como Hotel-Parador para empresas que quieran realizar un Seminario o Convención.

El Castillo de Magalia dispone de una biblioteca de más de 10.000 volúmenes, y de un buen fondo pictórico, casi todo prestado por el Museo del Prado.

Existe un túnel que une el castillo con el convento de San Pablo, que sufrió los efectos de la desamortización y estuvo durante muchos años a disposición de los saqueadores, llegándose a profanar las tumbas de Pedro Dávila, su esposa, y las de los monjes del convento.