Reservas:
918 972 449

Convento de Santo Domingo y San Pablo

Convento_de_santo_domingo_y_san_pablo

 Convento de Santo Domingo y San Pablo

Fundado por los primeros marqueses de Las Navas, se puso la primera piedra el día de San Pablo de 1.546, tomando posesión como Prior, en agosto de 1.947, Fray Alonso Rubio O.P. de la Iglesia de Villafranca de la Sierra.

Entre 1.581 y 1.610 fue Iglesia Colegial, y en 1.751 estableció una Escuela de Gramática.

En 1.809, José Bonaparte dispuso la exclaustración de los frailes, y en 1.812 fue saqueado por tropas francesas llegadas desde El Espinar. Finalizada la guerra de la Independencia, los frailes regresaron en 1.814, pero en 1.837 el convento fue abandonado definitivamente ante la política de desamortización que puso en venta sus bienes.

Fue adquirido, por 200.040 reales, por un vecino de Las Navas, quien, en 1.845, cedió “la iglesia, capilla y sacristía” a la Parroquia. Desde 1.936 nunca volvió a su actividad. Fue declarado munumento histórico artísitico por el Ministerio de Cultura en 1.982.

El templo es de estilo herreriano. Su fachada, con frontones triangulares, muestra un rosetón y los escudos de los Dominicos y del Marquesado. La nave conserva dos arcos, casi planos, que sostenían el coro. La capilla central origina una bóveda de crucería con cuatro columnas coríntias de alto fuste, que soportan arcos con escudos. El crucero se prolonga en la capilla del Rosario, cubierta por cúpula y linterna. El retablo de madera policromada, tuvo columnas de capitel corintio, con tablas de cierto mérito. Las paredes laterales del presbiterio conservan dos hornacinas que albergaron las imágenes de Santo Domingo y San Pablo, con sepulcros de mármol gris y escudos de armas.

Bajo el altar mayor, se abre la cripta donde estuvo el sepulcro de los primeros marqueses, cubierto por una bellísima lauda de bronce que hoy puede contemplarse en las salas del Museo Arqueológico Nacional.

Como hemos comentado al hablar del castillo, existe un túnel que une el castillo con el convento de San Pablo, que sufrió los efectos de la desamortización y estuvo durante muchos años a disposición de los saqueadores, llegándose a profanar las tumbas de Pedro Dávila, su esposa, y las de los monjes del convento.

Durante la Guerra Civil, la columna Mangada se llevó a Madrid la lauda de bronce con la efigie de los condes.

En este mismo convento de San Pablo, en restauración, sucedió un fenómeno que algunos tuvieron por parapsicológico en los años setenta. Se escuchaban perfectamente gemidos y suspiros y llegaron a congregarse multitudes que venían de lugares lejanos a escuchar el fenómeno…, aunque se dice también que fue un ave rapaz.. (una lechuza)


Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>